MASAJE DORSAL

Desde 30 minutos

Puede existir molestia o dolor localizado en escápulas, por ejemplo, conviene tratar cuanto antes pues se trata de un área grande de la espalada donde se encuentran gran cantidad de músculos, además de encontrar los paravertebrales a ambos lados de la columna vertebral, que por varios factores han perdido la movilidad adecuada.
La sesión puede terminar con técnicas de relajación pocos minutos para que, el músculo recupere la temperatura propia.
Puede conjugarse perfectamente con el masaje cervical, hacer una combinación de estos dos masajes nos dejará la espalda sin peso, cansancio, dolor.
La frecuencia de estos masajes por lo general puede ser dos veces al mes para evitar cualquier tipo de molestia aguda. Se aplica aceite especial de masaje o en su defecto crema. Puede utilizarse también crema de calor o frío, y piedras volcánicas que incrementan el grado de satisfacción o placebo porque la técnica neuro muscular empleada para eliminar las posibles contracturas puede molestar. Es posible que al día siguiente del masaje aparezca una sensación similar a las agujetas, no obstante, los beneficios y mejora física los nota desde el primer momento de recibir este tipo de masaje. Además de aliviar molestias, tras la sesión se podrá recomendar alguna técnica respiratoria si es conveniente en ese caso. Muy indicado también para personas con hipercifosis (curvatura hacia fuera en la columna dorsal).
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
info@masajistasenmadrid.es - Telf: 675 953 125